inicio/portada
08 de Septiembre del 2016, 07:49 horas

Políticas y disputas

Alejandro Martí

Políticas y disputas. Dimes y diretes. Guerra política y peleas que frenan el desarrollo de un país. Actos que obstaculizan la buena marcha de un pueblo. Son ambiciones desmedidas de los políticos que no les permiten ver, de manera clara, una meta con miras a una mejora. Son políticas...son disputas por el poder y por el dinero sin importar pasar por encima de lo que sea y de quien sea. Es un acto perverso, pues, donde se vale de todo...completamente de todo. Hasta de robarse el dinero del pueblo. ¿Alguna vez habrá democracia? ¿Alguna vez habrá justicia?

Es un escenario de disputas que ofuscan el progreso...que impiden el desarrollo. Es un panorama de peleas por “servir” a los pobres. Y viene otra vez la guerra sucia con descalificaciones y señalamientos. En épocas de campañas, ahora sí, los candidatos ven la pobreza, ven las injusticias y ven la falta de servicios. Surge, pues, la demagogia y la mentira, jugando y manipulando los sentimientos y las necesidades de la gente que nada tiene, sólo pobreza...una pobreza que no se acaba a pesar de “programas” y “políticas” para combatirla. ¿Cómo se combate la pobreza? ¿A caso con honestidad? ¿Es posible esto? Nunca se ha podido combatirla. Más, bien, sólo promesas...sólo falacias...sólo disputas...y el escenario sigue...ya hasta nos acostumbramos... ¿Y la ley 3de3? ¿Y la transparencia en el manejo de los recursos? ¿Ha habido transparencia alguna vez? La historia de México es la historia de una política sucia. Una historia de vejaciones y saqueos...de latrocinios.

Cada sexenio o cada trienio es lo mismo. La misma historia. Surgen falsos redentores y verdaderas disputas por “servir” a la gente que guarda la misma esperanza de años. Surgen políticas y políticos que se “preocupan” por la ciudadanía y hasta se toman la foto con un campesino, abrazando a un pobre, con gente humilde prometiéndole todo, cuando saben, de antemano, que no le van a cumplir. Es un acto de verdadera demagogia en un escenario de juego y manipuleo para con los sentimientos y necesidades del sector más necesitado y desprotegido: El campesino...

Algunos políticos hasta ya andan adelantándose en el proselitismo. Se vale de todo en este escenario de la política donde el pueblo siempre lleva la de perder. Se acerca poco a poco la sucesión presidencial. Vaya, no hay plazo que no se cumpla. El tiempo pasa sin sentir y hay que aprovecharlo, dicen los que suspiran por un cargo popular. Arriba está la política, arriba está el poder y el dinero. Abajo está la gente pobre. Abajo está el campesino...el de la foto con el candidato...la gente humilde. También abajo se encuentra el pueblo en medio de los gasolinazos y en medio de las altas tarifas de la energía eléctrica. El pueblo se las ve negras cada día que pasa mientras que los políticos y “servidores” públicos se autorizan sus propios salarios y bonos. Y esto, no es precisamente la democracia. Y siguen en este escenario, como siempre, las POLITICAS Y DISPUTAS...fin

Perfil

Alejandro Martí

columnas anteriores

03 de Agosto
El ¿nuevo...? PRI de Ochoa
02 de Noviembre
Iguala y las instituciones mexicanas


® 2011 Novedades de Acapulco, S.A. DE C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal Quiénes somos Directorio Mapa de sitio
  • Powered by interlasa.com