inicio/portada
28 de Febrero del 2017, 22:35 horas
Auakatles

Pendencias del separatista Trump

Alfredo Hernández Fuentes

Donald Trump, presidente del país dueño del muro de la ignominia, no modifica el discurso para seguirse manifestando con claridad en contra de nuestro país y de los mexicanos; sus intenciones van más allá de la separación de la geografía que antes nos unía, por la orientación de sus manifiestas intenciones puede ahora afirmarse, que de ninguna manera habrá de renegociarse el Tratado de Libre Comercio de América del Norte en términos de igualdad, siendo Edmund S. Phelps, el reconocido economista y escritor quien confirma que no habrá tratado por no existir condiciones.

No desea negociar Mr. Trump con lógica y serenidad al centrarse en posición monolítica por cuyo efecto los funcionarios del gabinete económico reproducirán las consignas de campaña en la inútil mesa de renegociación; esto es de considerarse como un portazo a la libertad de comercio que obstaculizaría la nueva firma, y es una nítida posición separatista que ya está colocando en serios problemas a las empresas exportadoras e importadoras de ambas naciones por temor a los gravámenes y demás agravios que sufrirán al no acatar los designios esbozados.

Legisladores del Congreso de la Unión, miembros de la Conferencia Nacional de Gobernadores y representantes de la iniciativa privada demandan ahora que, México abra sus expectativas comerciales hacia otros países con el objetivo de colocar nuestros productos y servicios. Esto es algo que desde hace muchos años debió ejercerse para evitar la desigual sujeción impuesta por los monstruosos oligopolios que bajo la etiqueta del autoritarismo imperialista condicionaron y hasta embargaron nuestras exportaciones cuando se les antojó.

Muchas pues serán las repercusiones de la política racial-segregacionista que implementa Donald Trump, conocido el hecho de que una vez que asumió el cargo firmó una orden ejecutiva para retirar a su país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica por considerarlo un desastre potencial; con esto desechó el objetivo de integrar lo que pudo ser el mayor bloque económico del mundo ya que las 12 naciones que lo suscribieron en el 2012 representaban el 40 % de las transacciones internacionales.

Amenaza el señor Donald con suspender más tratados por lo que, entre otros, se terminará la subvención económica para hacer frente a problemas internos de algunas naciones, así como para enfrentar al crimen organizado que ellos mismos sustentan a través de su industria bélica. No se ha dado cuenta de que nada es gratuito y que esta disposición vendrá a ser otro boomerang que él no alcanza a visualizar, cerrándose en el argumento de que los recursos suspendidos se aplicarán para reconstruir su “mermada milicia” y la defensa del país.

Insiste una y otra vez Mr. Trump que, todos los inmigrantes deportados serán enviados a México, lo cual se ha estimado como una soberana burla que no solamente intenta dirigirnos por cuanto se erige como una aberrante decisión; se trata de un problema muy serio en cuanto las naciones involucradas en el tema de la repatriación no están viendo de buena manera sus acciones y preparan respuestas que pueden ser graves para la paz en el continente. Por parte de México, el presidente Enrique Peña Nieto ha respondido con firmeza indicando que tal especie es inaceptable.

No se ha enterado Mr. Trump que a finales del 2017 expira el tratado que existe desde 1944 con México para compartir agua de los ríos Bravo y Colorado, y que si México no lo renueva serán 7 estados de su país los que sufrirán las consecuencias de la sequía; quizás no sepa que cuando menos serán 36 millones de personas, principalmente de Nevada y Arizona, las que posiblemente sufrirían la repercusión; este tratado contiene un intercambio por el cual México le permite sustraer a su país 476 mil 700 millones de litros de agua del Río Bravo, a cambio de recibir similar recurso del Río Colorado. ¿Qué tal si México mejor le vende el agua?

El pueblo estadounidense se mantiene ciertamente asombrado ante los repentinos giros de la política trumpista, ya que en campaña anunciaba que los chinos eran tramposos y encima señalando que su política es separatista; pero ahora que sus hijas han entablado relaciones de amistad y económicas con chinos, simula terminar la pendencia y habla de nuevas relaciones para llegar hasta una Cumbre Presidencial. Es decir que, sus intereses familiares van por delante de los intereses de su pueblo.

Abrió este personaje muchos frentes de pelea contra varios países, estigmatiza a los corresponsales que cubren la información en la Casa Blanca, y ahora busca encontrar los teléfonos de los trabajadores de su propia administración desde donde se filtra la información que los medios utilizan en su contra. Su nivel de aceptación popular ha bajado sensiblemente, pero él seguirá luchando contra los molinos de viento. Los dictadores censuran la libertad de prensa y él se acerca a este concepto. Es cuanto.

Correo: poracapulco@hotmail.comfin

Perfil

Alfredo Hernández Fuentes

columnas anteriores

24 de Febrero
Redes de complicidad en la fiscalización del sector público
22 de Febrero
Oremos
15 de Febrero
Gracias Mr. Trump


® 2011 Novedades de Acapulco, S.A. DE C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal Quiénes somos Directorio Mapa de sitio
  • Powered by interlasa.com