inicio/portada
10 de Agosto del 2017, 06:35 horas

La Asamblea

Adán Juárez

A ver, a ver….Si bien, la XXII Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional, que se llevará a cabo este fin de semana, tiene como propósito definir las reglas del juego de cara a las elecciones del 218, en particular la sucesión presidencial, no se descarta que sea “más de lo mismo”.

El partido en el poder, a diferencia de otros institutos políticos mantiene una disciplina en su militancia que asombra a propios y extraños. La línea es la línea, dicen.

A pesar del desgaste por tantas pifias, que nadie puede negar, es capaz todavía de imponer la agenda política en el país.

Así, con dedicatoria, dicen unos, se anuncia una reforma al artículo 166 de los estatutos del PRI, donde se obliga contar con 10 años de militancia, como mínimo, para ser candidato presidencial.

Enrique Ochoa Reza, presidente del CEN del PRI ha dicho que están abiertos para realizar cambios y consideró que es posible que en la próxima Asamblea Nacional se elimine el candado para que los simpatizantes aspiren a la candidatura presidencial

Y que desde la pasada Asamblea Nacional “se abrió el partido a los candidatos externos, pero eso sólo hasta candidatos a gobernadores y no incluye la postulación a la Presidencia de la República, por lo que ahora se revisará la posibilidad de eliminar ese candado”.

La militancia entonces voltea la vista a dos funcionarios públicos: José Antonio Meade y Aurelio Nuño.

El primero, secretario de Hacienda y Crédito Público, no está afiliado al PRI. Y el segundo, secretario de Educación Pública, no cumple con los diez años de militancia partidista.

ALGUNAS voces “disidentes” al interior del PRI pretenden mantener ese “candado” y haber competido en un puesto de elección popular, alcalde, diputado, senador, gobernador.

Las cabezas visibles de la “disidencia”, Ivonne Ortega y Ulises Ruiz, ex gobernadores de Yucatán y Oaxaca, respectivamente, señalan que tales cambios a los estatutos van con dedicatoria a Meade Kuribreña y a Nuño Mayer.

La “disidencia” priista, sin embargo, luego de haberse reunido con su dirigente Enrique Ochoa Reza, aceptò el cambio sobre la militancia y candidaturas externas, pero condicionado a que la elección del candidato presidencial se realice a través de una consulta a la base del Instituto político. O sea, que se termine con “el dedazo”.

Sólo que ambos políticos, al parecer, olvidan que fueron designados por el PRI como candidatos a gobernador, por “dedazo”. Pretenden ahora ungirse como “puros”.

Más bien huele a que buscan atraer los reflectores para que los tomen en cuenta en el siguiente proceso electoral ¿Me equivoco?

Los temas a tratar durante la Asamblea Nacional serán los relacionados con la Ética, Estatutos, Declaración de Principios, Programa de Acción, Visión de Futuro, Rendición de Cuentas, cuyos pre-dictámenes serán aprobados durante la plenaria de este 12 de agosto.

En esa fecha, ya todo estará “planchado”. Lo demás será protocolario, se dice.

Lo interesante del evento será ver la mezcla de “dinosaurios” con “bebesaurios”. Los primeros heredando a sus vástagos el poder y la fortuna, en tanto que los segundos sin haber “sudado la camiseta”, disfrutarán las prerrogativas y “la dolce vita”.

Dicen los creen saber que “el fiel de la balanza” ya decidió quien será el candidato presidencial de su partido.

Algunos especulan que será Mead, por aquello de que es aceptado por la mayoría priista, panista y el capital internacional.

En tanto, otros comentan que no deben dejarse engañar por bolas de humo y no descartar a Luis Videgaray y Osorio Chong, quienes cuentan con las tablas para jugar en ligas mayores. Veremos, veremos (unomasmega@yahoo.com.mx)fin

Perfil

Adán Juárez

columnas anteriores

17 de Agosto
Rafa y Julión
03 de Agosto
Delincuentes en el poder
27 de Julio
Delincuencia organizada

lo mas enviado
lo más visto

® 2011 Novedades de Acapulco, S.A. DE C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal Quiénes somos Directorio Mapa de sitio
  • Powered by interlasa.com