inicio/portada

Mundo
19 de Abril del 2017, 12:24 horas

Almagro: Venezuela es una “dictadura total”

El secretario general de la OEA advirtió que el gobierno de Nicolás Maduro “sólo está preocupado por mantenerse en el poder por su propio bienestar”

AP

CARACAS, VENEZUELA.- El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, dice que Venezuela debería ser vista como una advertencia por todos los demás países de Latinoamérica.

Venezuela ha acusado a Luis Almagro de querer desestabilizar al país
Venezuela ha acusado a Luis Almagro de querer desestabilizar al país © Tomada de Internet

"Venezuela, que debería ser uno de los países más prósperos en el hemisferio, nos muestra los costos de una democracia fallida. Nos muestra el precio de la exclusión, la polarización de un gobierno ficticio", expresa Almagro en el Foro Estratégico Mundial que se realiza en la ciudad de Coral Gables, vecina a Miami.

Ante un centenar de empresarios, Almagro advierte que el gobierno de Nicolás Maduro "sólo está preocupado por mantenerse en el poder por su propio bienestar y total impunidad" y se ha convertido en "la principal amenaza a la supervivencia de sus ciudadanos".

Almagro, quien ha sido acusado por el gobierno venezolano de querer desestabilizar a la nación sudamericana, agrega que "Venezuela es la única democracia que se ha deteriorado a una dictadura total. No hay un imperio de ley, no hay equilibrio de poder... la economía está en caída libre, no hay comida, no hay acceso a la medicina o al cuidado de la salud, hasta los elementos más básicos de la seguridad se han perdido".

Centenares de guardias nacionales lanzan gases lacrimógenos para tratar de dispersar a miles de opositores que marchan por una de las principales avenidas del oeste de Caracas.

Cientos de guardias nacionales con equipos antimotines y tanquetas mantienen bloqueada una de las vías por las que los opositores intentan llegar al centro de Caracas.

El canciller cubano Bruno Rodríguez sostiene que los gobiernos extranjeros no deberían inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela.

"Los actores internacionales deberían tomar en cuenta, y muy prioritariamente, que Venezuela es un Estado soberano, que tiene un gobierno democráticamente electo y legítimo. Deberían evitar cualquier injerencia en los asuntos internos que alienten extremos golpistas y violentos", dice en Lisboa, Portugal, donde realiza una visita oficial.

"Siento que el pueblo venezolano va a continuar rechazando la intervención y la injerencia extranjera en su derecho a la autodeterminación", agrega el canciller cubano en la capital portuguesa.

La oposición convocó a una gran movilización el miércoles en Venezuela para manifestarse en contra del gobierno del presidente Nicolás Maduro, quien la víspera sostuvo -sin presentar pruebas- que el Departamento de Estado norteamericano promueve un golpe de Estado en su país.

Activistas de derechos humanos se manifiestan sobre la situación interna en Venezuela en La Haya. Con gorras y chamarras con los colores de la bandera venezolana, algunos muestran pancartas en las que piden detener la que califican de "dictadura" en la nación sudamericana.

"No más represión. No más dictadura", se lee en uno de los letreros que levantan afuera de las instalaciones de la Corte Penal Internacional, el principal organismo judicial de las Naciones Unidas.

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos publica en su cuenta en Twitter que solicitó a su canciller pedir al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, "poner su atención en la preocupante militarización de la sociedad venezolana".

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, sostiene en Madrid que el gobierno y la oposición de Venezuela deben rechazar la violencia y adherirse a la legislación.

"Hacemos un llamado para que todas las partes involucradas den paso a la civilidad y al desarrollo pacífico de los acontecimientos", sostiene durante un acto en la capital española donde encabeza una delegación oficial.

"Con pleno respeto a la libre soberanía del pueblo venezolano, la comunidad internacional no puede ni va a ser indiferente a algo que pone en riesgo la viabilidad democrática de uno de los países fundamentales en nuestra región", añade el ministro mexicano.

Su anfitrión, el ministro de Exteriores de España, Alfonso Dastis, remarca que la activación de un plan de militarización cívica en Venezuela "no es una buena indicación."

"Creemos que se debe permitir el uso de los derechos de reunión, expresión y manifestación", señala Dastis sobre las protestas del miércoles y pide "que impere la cordura y normalidad y que no se creen situaciones de tensión".fin


® 2011 Novedades de Acapulco, S.A. DE C.V. Todos los derechos reservados.
Aviso Legal Quiénes somos Directorio Mapa de sitio
  • Powered by interlasa.com